DESPUÉS DE LA EXTINCIÓN

10, 11 y 12 de julio
20:30 hrs.
Sala Zavala Muniz
Teatro Solis
Entradas y descuentos

DDLE_FOTO_byn_150

El estado de latencia es un período donde se aquieta el movimiento.
No todo se logra ver y aún así se gesta el caldo de la vida.
Allí no se podrá nunca dejar de existir.
Nunca, nada
Nada, nunca.

Se despertaron en aquel lugar húmedos y perturbados.
Flotaron en el humedal, se chocaron contra los camalotes procurando que sus pelos se amarraran a las raíces del bioma. Comenzaron a hundir sus narices en el barro así como se hunde el viento en la ingravidez del espacio. Buscaron las condiciones para permanecer sabiendo que la naturaleza seleccionará su devenir.

Están mojados, el espacio es cálido y las paredes de barro que los rodean están mezcladas con el pasto de lo que eras atrás fue campo natural.
Es la noche en la que se despiertan tras un letargo prolongado. Se tocan, se miran, se levantan y comprenden que si bien son consecuencia de millones de años de tormentas, aun así siguen manteniendo la belleza.

Equipo:

Bindritsch, L. 1,3,4, Boyssonade, D. 5, Cawen, L. 1,2,4,  Fernández, C. 3, Hazan, N. 4, Lussheimer, C. 3, Roselló, P. 3, Outeda, L. 4 , Pazos, L. 3, Peña,D. 2, Somma, A. 3, Stagnaro, V. 3  

1. Idea y gestación
2. Creación sonora in vitro y sonido in vivo
3. Grupo de investigación somática
4. Diseño espacial
5. Diseño lumínico

Acerca de los directores:

Luciana Bindritsch es artista escénica y bióloga especializada en ecología. Se crió en Salinas, vivía muy cerca de la playa y pasaba gran parte del tiempo afuera en contacto con la naturaleza. Quizás ésto fue lo que hizo que estudiara ciencia y arte a la vez. En ésta obra se atreve a poetizar conceptos de la ciencia invitando a pensar en la naturaleza como una fuerza que nos permite existir pero nos obliga a ser conscientes de las huellas que dejamos en el camino.

Leandro Cawen es licenciado en artes plásticas y visuales. Avocado a la creación musical y lírica, se sumerge en ésta instancia a crear desde la experimentación en los distintos lenguajes de la escena.
Después de la Extinción es para él una auto-convocatoria a la desconstrucción de sus medios y formas de creación así como una invitación a traducir conceptos concretos en expresiones poéticas.